• Akota Arquitectos

TIPS PARA AYUDARTE A VENDER O ALQUILAR TU PISO

Actualizado: feb 25


Si tienes una casa que quieres vender o alquilar este artículo te interesa.


En los últimos años, la venta inmobiliaria ha cambiado bastante. Antes bastaba con poner un par de anuncios, unas fotos de cualquier manera y el boca a boca hacía gran parte del trabajo.

Hoy en día la oferta es brutal. Tanto en inmobiliaria física como en portales online.

Los compradores también son más exigentes, están mejor informados y se piensan mucho más la decisión.

Al fin y al cabo, es una gran inversión y, si hay donde elegir pues ¿por qué no dedicar algo más de tiempo a encontrar la casa que te enamore?

Así que si quieres destacar y conseguir que tu casa se venda más rápido te damos algunos consejos.


1. CUIDA LA PRESENTACIÓN DE TU VIVIENDA

Tanto si has decidido hacerlo por tu cuenta como si te pones en manos de un profesional inmobiliario, cómo enseñas tu producto es tremendamente importante.

Todos cuidamos nuestro aspecto, especialmente cuando tenemos un evento, una entrevista de trabajo… Con tu casa pasa lo mismo. “Vestirla” para la ocasión, hacerle un lavado de cara y sobre todo enseñarla bien, puede marcar la diferencia a la hora de vender o alquilar. El mercado es muy amplio y la competencia es temible.

Unas fotos de calidad son una buena inversión. Si entra por el ojo llamará la atención y se fijarán más en ella. Pero cuidado! Debes ser honesto, decora y saca buenas fotos. No retoques ni vendas cosas que no existen. Un profesional puede ayudarte a sacar el mejor partido de lo que ya tienes.

También puedes optar por hacer alguna pequeña reforma. Pintar, cambiar las cortinas o la decoración son una inversión mínima que te ayudará mucho con la venta.


2. DESTACA LOS PUNTOS FUERTES

La ubicación y la distribución son quizá los factores más valorados a la hora de buscar vivienda.

No puedes modificar la ubicación de tu vivienda, es cierto. Pero si puedes buscarle sus puntos fuertes. Localiza servicios cercanos, supermercados, bancos colegios, gimnasios o centros cívicos, que puedas ofrecer a tu cliente. Si es un barrio tranquilo, cuéntaselo. Si es un barrio más animado quizás puedas destacar la oferta cultural o de ocio. Busca cuál es tu cliente.

Con la distribución de la vivienda pasa un poco lo mismo. Una buena idea es enseñar al comprador unos planos bonitos de la vivienda, con medidas y superficies. Sin duda será un plus importante y ayudará al que quiere comprar a ver si la casa encaja en sus necesidades.

Pero no sólo eso, si, por ejemplo, la vivienda no está en muy buen estado puedes ofrecerle una propuesta de reforma elaborada por un profesional, planteando opciones de adaptación de la vivienda con las futuras obras. Eso ayudara mucho a la persona que compra a ver las posibilidades de la casa y quizás le anime, aunque en un principio el aspecto no sea el que busca…


3. ESTABLECE UN PRECIO ATRACTIVO

Según las calidades, el estado, la distribución y la ubicación tu casa tendrá un valor de mercado. Si has buscado a un profesional inmobiliario para la venta ellos te ayudarán a establecerlo. Si no, puedes hacerlo tú comparando con inmuebles similares en tu zona.


Una vez establecido el precio de mercado debes fijar una estrategia de venta. Puedes poner a la venta la vivienda ligeramente más cara que ese precio, contando con que habrá un regateo por parte del comprador. ¡Cuidado! No te excedas o puede que tu casa pase meses a la venta sin que nadie pregunte por ella…

Si necesitas vender rápido puedes optar por ajustar más el precio o incluso rebajarlo ligeramente sin aceptar regateos.


En cualquier caso, fíjate un importe realista para la venta con un pequeño margen para poder mantener la negociación


4. INFORMACIÓN Y DOCUMENTACIÓN CLARAS DESDE EL INICIO

Como hemos dicho hay algunos factores que no puedes modificar en la vivienda, pero sí que los puedes exponer desde el principio con claridad.

Sé honesto. Un anuncio pulcro, completo, profesional, con fotos de buena calidad y un precio justo hablará bien de ti desde el primer momento, ayudando al comprador a hacerse una idea de quién es la persona que está vendiendo esa vivienda. Generará una relación de confianza.

Desde la primera visita, prepara la documentación de interés para que ningún potencial comprador se vaya con dudas: importe de pagos a la comunidad, Certificado de Eficiencia Energética, datos catastrales y demás. Es cierto que no será algo decisivo para atraer visitas, pero sí lo será para “cerrar el trato”. Te servirá para fortalecer esa imagen de seriedad y buen hacer que te has ganado con tu anuncio profesional.


5. LAS COSAS ACORDADAS POR ESCRITO

Tanto si vendes como si alquilas es muy importante establecer las condiciones.

Si la operación se hace a través de una inmobiliaria ellos te ayudarán con los trámites legales de la compraventa o el alquiler. Pero si no hay intermediarios la cosa puede complicarse…

Redacta un contrato e intenta dejar por escrito todos los acuerdos verbales a los que hayas llegado con los compradores, como qué pasa con los muebles o los plazos para la entrega de llaves. Dedicarle tiempo a esto te ahorrará disgustos después… y si te resulta complicado busca la ayuda de un profesional.



A la hora de vender o alquilar una casa, cada detalle cuenta. Hay factores en los que no puedes intervenir, pero otros están en tus manos. Lo más importante es la imagen que el comprador se lleva de la vivienda y de ti.

Destaca y sé honesto. Serán tus mejores armas de venta.





44 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo