• Akota Arquitectos

TIPS PARA COMPRAR UNA VIVIENDA DE SEGUNDA MANO



Comprar una vivienda es, probablemente, la mayor inversión que haremos a lo largo de nuestra vida. En muchos casos optamos por comprar un inmueble de segunda mano por ubicación, por su historia o por precio. En cualquier caso, antes de dar el paso hay varios factores a tener en cuenta.


Te damos algunos consejos a seguir antes de lanzarte a la piscina, para que tu nueva casa sea un proyecto que te llene de ilusión y no una “pesadilla en la vivienda”


1. ¿HASTA DONDE ALCANZA TU PRESUPUESTO?

Nos encantan las historias de amor a primera vista. Pero lo siento, en esto hay que ser realistas… De nada sirve que tengas un flechazo con una casa que no te puedes permitir. Ya siento ser yo quien te ponga los pies en el suelo, pero es importante analizar muy bien cuanto podemos invertir en nuestra nueva vivienda.

Y no solo debes contar con el importe de compra. En una casa de segunda mano tendrás que hacer algo de obra seguro, hay que amueblar, pagar impuestos de la compraventa… Haz al menos un cálculo rápido para saber cuál es tu mercado antes de lanzarte a buscar. Si ves algo que te encanta, pero está por encima de tus posibilidades luego será mucho más difícil rebajar tus expectativas…


2. ¿CUÁL ES LA RAZON POR LA QUE COMPRAS? TEN CLARAS TUS NECESIDADES

Puede haber varios motivos para comprar una vivienda. El principal es convertirlo en tu nuevo hogar. Pero si lo que buscas es una segunda vivienda, o incluso una vivienda para invertir tus objetivos serán distintos.

Crea una lista de imprescindibles. Aquello a lo que no quieres renunciar. Ojo! te recuerdo que debes ser realista… Y luego crea tu lista de deseos. Aquí puedes soñar un poco más. Ya verás después hasta donde se puede llegar. A veces las cosas no son tan inasequibles como creemos, es cuestión de adaptarlas a nuestras posibilidades.


3. RECOPILA TODA LA INFORMACIÓN QUE PUEDAS SOBRE EL INMUEBLE

Hay mucha información a tu alcance sobre una vivienda. Recopilarla te coloca en una mejor posición no sólo a la hora de decidir sino también a la de negociar.

Puedes consultar gratuitamente el catastro, donde tienes datos como la superficie del inmueble. También puedes solicitar una Nota Simple en el registro por un pequeño importe que te dará más información, incluyendo si existe alguna carga económica o legal a tener en cuenta. Por último, puedes consultar en el ayuntamiento si aún tienes dudas, por ejemplo, sobre cerramientos en áticos o terrazas que puedan no cumplir la normativa.

También puede ser útil contactar con el administrador de fincas para informarte de los gastos de comunidad o saber si hay previstas obras o derramas en un corto plazo.


4. HAZ TODAS LAS VISITAS QUE NECESITES

¿Cuántas veces te probarías tu vestido o tu traje de boda antes del evento? Pues tu casa es mucho más importante. Visítala las veces que necesites, vas a vivir en ella durante mucho tiempo…

Cuatro ojos ven más que dos. Vete a la visita acompañado. Con alguien de confianza que no dude en darte su opinión.

Y si tienes dudas te recomendamos que te dejes asesorar por un experto. Puedes hacer una visita con un técnico que te ayudará a localizar vicios ocultos, humedades, problemas estructurales… cosas que tú no habías visto o intuido. O al contrario, puede tranquilizarte sobre alguna patología, como grietas o manchas que quizás no sean tan graves ni difíciles de solucionar. También podrá asesorarte sobre las posibilidades de la vivienda en cuanto a distribución y uso.

5. INFÓRMATE SOBRE EL ESTADO DEL EDIFICIO

Además de la visita in situ con el técnico puedes obtener información sobre el estado del inmueble por otros medios.

Consulta si tiene pasada la ITE (Inspección Técnica del Edificio). Esta inspección es obligatoria para los edificios de viviendas de más de 50 años. Analiza el estado del edificio y establece una serie de grados de importancia para las reparaciones que se deben hacer en él. En la página de Euskoregite podrás comprobar si tu edificio la ha pasado y en qué grado se encuentra. Si necesitas concretar más podrás pedirle al propietario que te facilite la documentación.

También es importante pedir la Certificación Energética del Edificio. Es obligatoria para vender el piso y te dará información sobre el consumo de energía de tu futura vivienda.


6. ESTUDIA LA ZONA

Si vas a comprar un piso de segunda mano, es importante conocer el barrio. Visítalo a distintas horas del día y observa el ambiente. Comprueba que tenga las infraestructuras que necesitas (transporte, colegios y otros servicios), que resulte agradable y, lo más importante, que no sea demasiado ruidoso por la noche…

Estudia también la orientación del piso. Cuando le da el sol, si le azota mucho el viento… y piensa en la altura, no es lo mismo un primero que un quinto piso…

7. TODO POR ESCRITO

Si la compra se hace a través de una inmobiliaria ellos te ayudarán con los trámites legales de la compraventa. Pero si no hay intermediarios entre el comprador y el vendedor la cosa puede complicarse…

Redacta un contrato e intenta dejar por escrito todos los acuerdos verbales a los que hayas llegado con los antiguos propietarios, como qué pasa con los muebles o los plazos para la entrega de llaves. Dedicarle tiempo a esto te ahorrará disgustos después… y si te resulta complicado busca la ayuda de un profesional.


En fin, como ves se trata de una aventura importante… Empréndela con ilusión, pero también con cabeza. Y si lo necesitas busca la ayuda de un profesional que te asesore para tomar la elección correcta. Te quedarás más tranquilo y será mucho más fácil decidir.

12 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo