• Akota Arquitectos

CÓMO TRANSFORMAR UN ESPACIO SÓLO CON PINTURA


La pintura es uno de los recursos más sencillos y accesibles con el que podemos contar a la hora de hacer cambios en nuestras viviendas.


Sólo modificando el color de las paredes o el techo de una estancia podemos conseguir efectos increíbles que nos ayudan a modificar la percepción del espacio sin apenas obras.


Te contamos los trucos.


AMPLIAR O COMPACTAR UN ESPACIO

Si tenemos una habitación pequeña o simplemente lo que queremos es que parezca más grande sin duda hay que aportar por el blanco. La sensación de amplitud que conseguimos es evidente y además aportaremos luz al ambiente.


Si por el contrario queremos hacer que una zona de una habitación sea más acogedora pintar todas las paredes y el techo de un tono más oscuro nos ayudará a conseguir esa sensación de intimidad o a definir un espacio dentro de otro.


También podemos conseguir destacar una pared variando el color de esa pared respeto al resto. Lograremos lo que se llama una pared de acento que llamará la atención respecto en la habitación.


GANAR ALTURA O REBAJARLA

Si los techos de nuestra vivienda son bajos podemos ganar altura pintando las paredes en un tono más oscuro que el techo.


Por el contrario, pintar el techo más oscuro hará que la habitación parezca más baja. Puede ayudarnos si las proporciones no son adecuadas o si queremos un ambiente más acogedor.


Para acortar la altura de las paredes un buen truco también es optar por un zócalo que las divida. Pero cuidado!! Este truco funciona muy bien en los pasillos, ya que las líneas horizontales pueden hacer que parezcan más largos.


ESTRECHAR O ACORTAR UNA HABITACIÓN

Para conseguir estrechar una habitación debemos aplicar el color oscuro en las paredes laterales. De este modo conseguiremos que se “acerquen”. Eso hará que la estancia parezca más estrecha y más alargada.


Para lograr el efecto contrario, el acento deberá ir en la pared del fondo, y se puede reforzar pintando también el techo. Estas opciones producen dos situaciones, traen la pared del fondo hacia nosotros, acortando la habitación y “empujan” las paredes laterales, incrementando la sensación de anchura.



Como veis estos efectos ópticos pueden ser muy útiles para jugar con los espacios, dándonos la opción de modificar visualmente nuestras estancias sin tener que modificarlas fisicamente ni tocar los tabiques, que además no siempre es posible.


Sigue con atención nuestro blog y te daremos más trucos interesantes para mejorar tu vivienda.

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo